jueves, 10 de junio de 2010

para tener en mente

lo que gana un concurso es un libro.
así, el ganador de los concursos es un objeto, no un autor. bueno, hay premios a la trayectoria.
pero los que lanzamos y fallamos nosotros son de libro.
así, los ganadores fueron: Las noches y Utolands, no Gordiano y Bravo Piña.

sábado, 29 de mayo de 2010

fama y fortuna

ayer pasamos casi una hora viendo las fotos del facebook de paola tinoco, la PR de anagrama en México -quien, por cierto, no nos contesta mails. ahí estaban todos. y con todos quiero decir los viejos, los nuevos, los futuros, los menos, los más, los queer, los dark, todos; todo aquel que parece persiste o persistirá en su intento por hacer (algo por la) literatura en méxico. es, nos parece, un ciclo perpetuo. no sabemos si es de origen príista (estatal), como claramente lo es en todo el estado político, este funcionamiento de reciclaje e incorporación. es cierto, tiene esa ventaja: nadie puede tacharlo de excluyente. incluso los malos escritores los malos editores los malos malos y los buenos buenos están ahí: en los congresos conferencias presentaciones. todos, al final reciben una invitación.
nosotros no... y no sabemos, primero, cómo nos lo tomamos; y, segundo, cómo lo ven nuestros lectores y colaboradores. ¿estamos fallando? yo (una de las voces lenguaraces que malusa el plural mayestático) no creo que sea del todo así. pero, no estoy seguro todos los días. es una parte de la difusión del trabajo que hacemos... o debiera serla.
pero también nos hace ver que, más allá de habladurías, sí tiramos para otro lado. bueno, están los libros.
es decir, sí estamos en una etapa de crecimiento, pero no tirando hacia competir con eso.
nos gusta trabajar en silencio. aunque sí nos gustan, también, los tragos gratis.

jueves, 22 de abril de 2010

orgánico

de órgano, de útil, de herramienta, de herramentar

vamos por el crecimiento orgánico -¿rizomático, chaver?- o por la existencia orgánica.
no más bordes duros (como dicen por acá los arquitectos).
concretamente, lo que pensamos el otros día:
siempre va a haber un chingo de chamba. y es difícil (imposible, ya digo) marcar tal cosa como prioridades en un siglo que se mueve así: idiotamente rápido.
estoy por la concentrancia y hacer las cosas bien.
hay que entregar las cosas a tiempo (ese término tan ambiguo y mal manejado en nuestro país). todos quieren colchón.
lo único que verdaderamente sí podemos hacer es hacer mejor las cosas cada vez. más concentrados, más dedicados. incluso, más investigativos. más conocimiento. aunque tome más, a primera instancia.
así que lo que vayamos haciendo, hagámoslo eficientemente.
"perdamos" el tiempo en querer desentrañar para presentar lo más "bonito".
osea, primero, hay que hacer bien la chamba y disfrutarla.
es difícil concentrarse en una sola cosa teniendo tantas por hacer y, mejor aún, por querer hacer.
así que lo que propongo es un multitasking, pero desparramado sobre el tiempo. eso supone, de alguna manera, una especia de multitasking expandido en el tiempo. quizás no de para hacer bien más de dos o tres o cuatro cosas -o, a veces, sólo una- cada día o cada semana. vaya cada quien a saber.
las cosas, nos de la gana o no, "ganemos o perdamos", se irán acomodando. preocupémonos por hacer las cosas en el sentido que queremos. ahí sí no hay pierde.

miércoles, 31 de marzo de 2010

si no, ¿cómo?

Team success can be heavily influenced by the person leading the team. But what makes a good team leader? Here are some of the characteristics an effective team leader should have:

A Willingness To Serve And Support His/Her Team

Leaders who are willing to roll their sleeves up and “lead from the back” and not just the front will win the respect and loyalty of their team. This sort of “servant leadership” is also important as it will encourage other team members to serve and support each other – in other words, leading by example.

An Ability To Build His/Her Team

Teams are all about people and relationships and individuals are more likely to contribute when they feel valued as a team member. Most people will care more about their personal feelings and their relationships with others in the team, than necessarily their tasks within the team – therefore, it is crucial for a team leader to build a positive team environment and develop the relationships between his members. This is important not only when the team first forms but also when a new member joins an existing team.

Confidence And Expertise

Team members need to feel reassured that their leader has (or has access to) the knowledge and expertise required to lead them in the right direction. In addition, they need to know that their leader has the confidence to lead them through any obstacles and challenges which may appear.


An ability to inspire and motivate

True leadership is getting people to follow because they want to, not because they have to – this is called self-motivation. One way for a team leader to motivate people is by inspiring them through his/her own enthusiasm and energy – to “fire them up”.

Coolness Under Pressure

No one admires a team leader who goes to pieces under pressure or who takes their temper out on other team members. The real test of a leader is how he or she performs under pressure and a leader who can handle himself coolly and confidently will win the respect, admiration and loyalty of his team.

A Willingness To Shoulder Responsibility

Good team leaders will take on responsibility for the team – they will not shirk their duties and they will not be afraid of facing up to their dues. This also means that they will not pass the buck or blame others when things go wrong – they will take ownership for their part in any problems, whilst also encouraging other team members to acknowledge their contributions.

Quick, Positive Decision-Making

People look to the team leader in times of crisis - they need someone who can take charge, assess the situation and make a quick, positive decision. There is nothing worse than a weak, indecisive team leader who lacks confidence and drive. This not only leaves the rest of the team feeling frustrated but will also inject uncertainty and anxiety throughout the team.

Great Communication Skills

No leader, in any situation, will succeed unless he knows how to communicate with his followers. A leader may have all the other skills but if he lacks good communication skills, he may as well be useless. A good team leader should be able to articulate and communicate the team’s rules, goals and expected duties clearly and persuasively, while also being able to be diplomatic in the face of any conflict. He/she will be approachable and empathetic so that all team members will feel that they are valued and understood.

For anyone in charge of a team, developing good leadership skills will reward you with greater success for the team and thus greater success for yourself as well

para tirar veintes

Hay que dejarlo claro. Están los proyectos y están las empresas. Las empresas muchas veces empiezan como proyectos, es natural. Aunque muchas veces las empresas empiezan como empresas: buscan una inversión importante, o varias, y arrancan, digamos, desde un punto más avanzado de estructura y administración. Los proyectos casi nunca. Se empieza a volver costumbre intentarlo así: tener un proyecto y plantearlo como empresa. No creo que esté mal. La idea, que quede más claro, siempre es salvar al mundo o hacer del mundo un lugar más habitable o, posmodern, que pase como debiera pasar para los que accionen los botones (que nosotros mismos diseñemos).

Pero bueno, lo que quería escribir o describir, era que los proyectos empiezan y se acaban. Los proyectos tienen cierto rating y cierto impacto. Con los proyectos, muchas veces, se busca eso: de eso se tratan: de proyectar algo. Muy bien. Las empresas, por lo general, no brillan mucho: brillan sus proyectos, brilla su gente, brillan sus genios. Pero la empresa, tal cual, es un espacio, a veces parco, un edificio, un cuarto –la cabeza de alguien no–. La empresa es ese espacio con personas –o máquinas, pero mínimo una persona– donde se hacen, desde idear hasta facturar, cosas. Las empresas pueden proyectar muchas cosas, pero además, gracias a sus complejas estructuras y relaciones, pueden entablar mecanismos particulares de engranaje en los que se adecuen otras ideas y como salida (output) tengamos una proyección. Las empresas son más como fábricas.

Nosotros, por ejemplo, somos una empresa editorial. Lo olvidaba, empresa: emprender.

viernes, 12 de marzo de 2010

para seguir la estrella

primero sólo tomábamos cervezas y ocasionalmente publicábamos una revista.
luego le chingamos, excepto cuando tomábamos cerveza.
ahora podemos trabajar tomando cerveza.
¿qué sigue?

miércoles, 24 de febrero de 2010

¿corregir?

en un texto gubernamental dice:

"...acordó proponer la realización..."

tal cual es lenguaje burocrático. en un primer impulso quiséramos corregirlo, pero estaría mal hacerlo. no se trata, por supuesto, de evidenciar la grasa, es sólo que seguramente así fue:

Después de muchas citas agendadas coincidieron en un hotel de ultra lujo con desayuno y comida (por si se extienden en la reunión los licenciados) y asistente personal para la ocasión. Esperaron al presi dos horas y media y cuando llegó eso hicieron (bueno, después de un discurso de alineación y balanceo): acordaron proponer un concurso. Es decir, se tendrían que volver a reunir para proponer un concurso, y luego otra vez más para realizarlo. Todo, claro está, con gastos estúpidos pagados con nuestros impuestos y el dinerito extra que entra y del que nadie se entera (tremenda caja chica).